La pareja perfecta: 10 Razones para adoptar un perro

scameo.com

Durante generaciones, nuestros antepasados ​​cazaron y cuidaron del ganado ayudados por sus perros que estaban perfectamente integrados a la vida diaria de cualquier familia  de las zonas rurales. Más tarde, cuando las poblaciones se concentraron en las ciudades, la compañía se convirtió en la principal función del perro doméstico. Hoy en día, sólo algunos canes continúan su labor como pastores o acompañando a los cazadores mientras que otros, realizan actividades diversas como por ejemplo los perros de rescate, de terapia, lazarillos, policías, etc. Estos perros son fieles compañeros de trabajo y parte de la familia de sus entrenadores. Sin embargo, la mayor parte de la población actual de los perros son mascotas que muchas veces provienen de tiendas de animales que a su vez obtienen sus cachorros de lo que se denomina fábricas de cachorros.

Los perros son criaturas empáticas y afectivas que contribuyen a  mejorar la vida de cualquier persona o familia. Compartir nuestra vida con una mascota implica beneficios físicos, emocionales y sociales  a la vez que demanda una gran responsabilidad. La adopción de un animal que está solo y necesitado de una familia es una decisión infinitamente gratificante donde

yousaytoo.com

ambas partes se benefician.

Mi vida siempre ha sido bendecida por la compañía de mis amigos de cuatro patas, por lo tanto podría enumerar millones de buenas razones para tener un perro y sólo una desventaja, el dolor que significa perderlos. Si bien la mayoría de los puntos de la siguiente lista son aplicables a todos ellos, ya sean adoptados o no, me gustaría resaltar los efectos positivos mutuos que la adopción tiene. Si todavía no tienes un perro es posible que al menos una de las siguientes razones te anime a buscar tu perro ideal.

10 principales razones para adoptar un perro:

1. Tu perro estará siempre a tu lado y nunca te abandonará, sin importar quién seas o la situación en la que te encuentres. Desde el momento en que lo encuentres te sentirás amado y cuidado. La lealtad y el amor incondicional son algunos de los numerosos atributos de estos animales que rápidamente forman un vínculo afectivo con sus dueños. Si hay un perrito en la casa, la soledad no existe y cada vez que regreses ya sea después de un día agotador o luego de unos minutos, recibirás una bienvenida afectuosa.

 2. Tu casa, tus bienes, tu familia y tu persona estarán siempre cuidados y

alldog360.blogspot.com

seguros. Desde siempre los perros fueron centinelas de reyes y ejércitos por su capacidad de anticipar peligros y proteger a sus amos aún poniendo su propia vida en riesgo. El gran desarrollo de sus sentidos como son el oído y el olfato sumados a sus instintos innatos de conservación, les permite percibir la presencia de intrusos con rapidez y eficiencia y usar sus gruñidos como señal de alerta o evitar que desconocidos se acerque a la casa. Las noticias y la historia están plagadas de ejemplos de perros que salvaron la vida de su amo muchas veces influyendo en el curso de la historia de la humanidad.

3.Tener un perro mejora tu estado físico y por lo tanto tu salud. Sacar el perro a pasear es una rutina que implica al menos unos 15 minutos de actividad física diaria lo cual está comprobado científicamente como beneficiosa para la salud del sistema cardiovascular y el mantenimiento adecuado de músculos, huesos y articulaciones, esenciales para el equilibrio y la coordinación corporal. Un estudio comparativo sobre la salud de alemanes, australianos y chinos con o sin perros, demostró que los primeros necesitan visitar al médico significativamente menos que aquellos sin mascotas. Otros estudios probaron que compartir la vida diaria con un perro tiene beneficios psíquicos y fisiológicos que se manifiestan como la reducción temporal de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y los niveles ansiedad, factores de riesgo de enfermedad cardíaca coronaria.

4. Tu perro contribuye a tu salud mental y bienestar emocional. Interactuar con un amigo de cuatro patas equivale a jugar, obligando al tu cerebro a olvidar, al menos por un momento, las preocupaciones, la ansiedad o el estrés de un día de trabajo y divertirte. Los investigadores demostraron que abrazar, y acariciar a tu perro aumenta los niveles de endorfinas en el torrente sanguíneo, lo que produce una sensación de bienestar y reduce el stress. Los perros son una fuente de compañía y apoyo durante situaciones difíciles como la enfermedad, la aflicción o la soledad, ayudando a superar las crisis y mitigar el dolor, por esta razón la terapia con apoyo de animales está cada vez más difundida y ha dado lugar a la existencia de los denominados perros de terapia (leer más sobre perros de terapia)

 5. Adoptar un perro es encontrar un alma gemela. Independientemente de cual sea tu  edad, intereses, estilo de vida y condición física, un perro es siempre el compañero perfecto. La ventaja de la adopción es poder elegir  no sólo en términos de raza, edad y tamaño, sino también de acuerdo con el temperamento del animal. Permite optar tanto por la adopción de un cachorro lleno de energía para compartir una sesión de footing, como por  un perro mayor más paciente y disciplinado que no demande a su dueño desafíos físicos. También se puede decidir entre un perro joven para ser entrenados o un perro adulto con una rutina establecida de  alimentación, paseos, y salidas al “árbol”.  Muchos refugios y asociaciones de adopción permiten un tiempo de adaptación y prueba antes de decidirse o no por la adopción.

6. Un perro ayuda a socializar. Sacar a pasear al perro significa romper el aislamiento y tener la oportunidad de encontrar a los vecinos , así como para conocer mejor el barrio, los parques y otras personas que viven en la misma comunidad. Además  aporta un tema de conversación que permite romper el hielo y relacionarse con otros propietarios de perros o personas en general y facilita el hacer nuevos amigos.

 7. Un perro siempre escucha cuando le hablamos. Aunque suene ridículo los perros pueden entendernos  aunque no puedan usar el mismo lenguaje y estudios científicos demostraron que, además de reducir el aislamiento social, hablar con nuestro perro puede disminuir la presión arterial. Los perros son animales empáticos que siempre están pendientes de nuestros movimientos  y utilizan la comunicación no verbal tanto para percibir nuestros sentimientos o necesidades, así como hacernos saber lo que quieren. Son capaces de mirar directamente a los ojos, escuchar atentamente cuando les hablamos y entender algunas palabras de nuestro idioma como cuando le ordenamos sentarse, acercarse, etc. Sin duda sus habilidades en comunicación son mejores que las nuestras ya que la mayoría de los humanos no podemos entender sus ladridos. 

diyhealth.com

8. Los perros son beneficiosos para cualquier miembro de una familia. Crecer con un perro en la casa contribuye al desarrollo de la confianza, la autoestima y las habilidades sociales de un niño y por ende aumenta sus posibilidades de establecer mas y mejores relaciones. También proporciona una oportunidad para enseñar a los niños como ser responsables, cuidar y respetar a todas las criaturas. Los niños que han crecido en contacto con perros son más saludables y con menos riesgo de alergias que los que viven en hogares sin animales.  

Las personas mayores con mascotas son más independientes y capaces de ejecutar las actividades diarias mas facilmente. Para las personas mayores, tener un perro es sinónimo de compañía y amistad. Contribuye a tener un estilo de vida mas activo y al equilibrio emocional necesarios para vencer el aislamiento, los sentimientos de soledad y la depresión que a veces se presentan en adultos mayores que viven solos. Existen casos de perros capaces de  detectar y alertar a sus dueños antes de que se desencadene una crisis por ejemplo convulsiones o episodios de hipoglucemia, lo que les permite evitar que los síntomas se vuelvan severos y en muchos casos salvan la vida de personas que viven solas. Por lo tanto, sea cual sea tu edad el compañerismo que un  perro aporta, siempre se traduce en beneficios físicos, emocionales y sociales.

9. Tu perro te ayuda a ser una mejor persona y un mejor padre. Tener un perro, exige ser responsable, alimentarlo, cuidarlo y esforzarte en entender sus necesidades a través del lenguaje corporal. También ejercita la paciencia necesarias para no perder la compostura ante ciertas situaciones como por ejemplo cuando tu cachorro mastique tus zapatos favoritos. Si eres capaz de manejar tus impulsos negativos y convertir la situación en una oportunidad para educar a tu perro, serás una mejor persona, habrás ejercitado tus habilidades diplomáticas y por supuesto tus aptitudes para ser un buen padre. Adoptar un perro es el ensayo perfecto para alguien que quiere tener hijos, teniendo en cuenta que éstos últimos exigen mucho más trabajo y energía que una mascota. 

10. Los perros nos enseñan habilidades para nuestra vida de relación. Los perros son criaturas únicas, ningún otro animal o ser humano puede amar de la manera que ellos aman. Son la manifestación viviente de valores y actitudes que no abundan en la sociedad como por ejemplo el perdón y el amor necesarios para construir, nutrir y mantener relaciones duraderas. Nos demuestran con su ejemplo que la lealtad, la bondad y el amor son valores esenciales en este mundo que nosotros, los seres humanos, a veces los tenemos olvidados  al punto tal de  necesitar un perro para recordárnoslo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s