Por siempre joven: Los perros más longevos

funnyanimalsa2z.blogspot.com

funnyanimalsa2z.blogspot.com

El envejecimiento es el resultado de la adaptación de las funciones de un ser vivo a las variaciones del ambiente a lo largo del ciclo de la vida.  La longevidad de un individuo depende de factores intrínsecos, principalmente genéticos y agentes extrínsecos que pueden ser controlados para extender tanto la expectativa de vida como la calidad de la misma. La nutrición, el ejercicio  el cuidado  y el amor dispensado a una mascota son factores que afectan la duración de la vida ya que permiten mantener por más tiempo las funciones corporales vitales, minimizando los efectos de los cambios externos. 

El envejecimiento varía de acuerdo al tamaño del perro en su estado adulto que está a su vez determinado por su bagaje genético o la raza. En general los perros pequeños suelen vivir más de 15 a 16 años mientras que para los de talla mediana y grande la esperanza de vida es de 10 a 13 años en promedio. Algunas razas de perros gigantes como mastines, sólo  viven 7 a 8 años.

El tamaño también está en relación con la edad en la cual se alcanza el estado adulto

Bluey (biggeststuff.com)

Bluey (biggeststuff.com)

encontrándose que los perros más grandes se convierten en adultos alrededor de los dos años de vida contrastando con otras razas más pequeñas que maduran entre los 12 y 15 meses de edad. Esto contradice la creencia popular que postula cada año para un humano equivale a 7 años para el perro. La realidad muestra que esta aproximación no es correcta por dos principales razones. Si usáramos esa relación para calcular la edad humana de un perro de 20 años, correspondería a una persona de 140 años, un resultado no demasiado realista. Además, dado que la expectativa de vida depende del tamaño y/o la raza, un año representaría para un perro pequeño muchos menos años que para un perro gigante.

Por supuesto existen excepciones a la regla y algunos perros se empeñaron en superar estos parámetros pasando a la historia como son ejemplo Pusuke, Bluey y Chilla.

Pusuke (patheos.com)

Pusuke (patheos.com)

Hasta el mes de diciembre de 2011, Pusuke, un perro japonés de raza Shiva Inu ostentó el título del perro más viejo del mundo registrado en el libro de los Records de Guinness de 2010. Pusuke murió pacíficamente a los 26 años y 9 meses. Sin embargo, el perro más longevo que apareció en el libro Guinness fue Bluey, un boyero australiano que alcanzó a vivir 29 años y medio, muriendo en 1939 después de trabajar durante casi 20 años como pastor. Aún cuando nunca pudo confirmarse oficialmente, un perro mezcla de labrador y Pastor Ganadero australiano (Australian Cattle Dog) llamado Chilla parece ser el cánido más longevo de la historia llegando a vivir 32 años y 12 días. La avanzada edad de Chilla desencadenó una investigación para evaluar si la longevidad está relacionada con la raza y en especial el caso del Pastor Ganadero australiano. Las conclusiones del estudio permitieron afirmar que los exponentes de esta raza se mantienen saludables y viven generalmente un año más que los perros de otras razas similares en tamaño y características.

Independientemente de los factores que afectan la longevidad, es importante estar informado no sólo acerca de los hábitos y medidas de prevención que contribuyen al bienestar y salud de nuestras mascotas,sino de los trastornos que más comúnmente las afectan cuando llegan a la tercera edad. 

2 thoughts on “Por siempre joven: Los perros más longevos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s